Facebook Twitter Google +1     Admin

Tour 2020 a los penaltis

20200921195330-eic22ryxyaeq1sc.jpeg

En el campo de juego de la final del Mundial de futbol de Estados Unidos estaban jugadores como Maldini, Baresi, Roberto Baggio, Cafú, Mazinho, Dunga, Romario o Bebeto. Parece increible que con tal pléyade de estrellas se pueda ver un mal partido, pero sí, lo fue...y mucho. Durante 120 minutos "sufrimos" una de las peores finales de la historia de los Mundiales, pero, claro, como aquello tenía que resolverse de alguna manera, se llegó a los penalties y Brasil se coronó campeón. Llovieron elogios a Romario y a Bebeto, en tanto que Roberto Baggio, que se había marcado un campeonato "de campeonato", erraba el último penalty... Pues esa es la sensación que te deja el Tour de Francia de 2020: una carrera tediosa, aburrida, monótona, que se resolvió de manera sorprendente, con una crono final para la historia, donde un líder sólido fue aplastado como "un mero juvenil". Roglic, haciendo un símil, ha corrido como Greg Lemond, pero le ha faltado ese golpe de autoridad del norteamericano en Luz Ardiden del Tour 1990 y lo ha fiado todo a la última crono, donde Pogacar ha resucitado, visto el desarrollo de las últimas etapas de montaña.

Ningún corredor de los favoritos ha intentado nada diferente y el Tour ha seguido con el mismo guion de los últimos tiempos, pero sin el equipo de referencia al nivel superlativo de la última década (Sky-Ineos) ni la figura hegemónica que representaba Chris Froome. Ha habido miedo a ganar, miedo a perder más de la cuenta. La pelea por la General ha sido muy limitada, limitadísima...y así llegó la crono final para resolver un guion perfecto para el organizador y que emite negros nubarrones para aquellos que queremos otro tipo de carrera, otro tipo de recorridos.

Los habrá que mencionen a Pogacar y su "agresiva" ascensión a Marie Blanque, o a Landa y su intento en Plateau de Glieres, pero al Tour hay que exigirle mucho más.

Para la historia queda aquella llegada a Orcieres-Merlette al sprint, las múltiples etapas sin intentos de escapada y las "fumadas" de puertos. Mucho se ha escuchado sobre el parecido con la famosa crono final del Tour de 1989... Cogeos un libro o buscad las etapas, una por una, de aquella edición del Tour, que pensareis que es otro deporte. Un Tour tremendamente igualado, con tres corredores exultantes en la mejor forma de sus vidas y que regalaron una CARRERA (entera, no una etapa) histórica que se cerró, porque aquella vez el Tour, además, se cerró con una contrarreloj, no como esta vez, y la menor diferencia entre primero y segundo de toda la historia (del Tour): ocho segundos. Eso fue el Tour 1989, igual que el que acabamos de vivir y cuyo recuerdo, único y exclusivo, dentro de unos meses o años, será que  un joven de 21 años hizo una crono final sideral tras un Tour tremendamente igualado...

(FOTO: twitter @paris)


21/09/2020 19:52. Autor: MONTERO79 #. Analizando carreras

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris