Facebook Twitter Google +1     Admin

Carta abierta de un amante de la Cubilla a la organización de la Vuelta a España

20180113051408-img-9512.jpg

Hoy se presenta una nueva edición de la Vuelta a España, la del año 2018 y vuelve a faltar, una vez más, el puerto de la Cubilla. Much@s de l@s que leeis esto tal vez también os acordeis de muchos puertos que siguen inéditos, pero este señor que os escribe va a referirse aquí a ese puerto asturiano que algún día se denominó como el Galibier asturiano, no sé si con mayor o menor acierto en la comparación. Da igual, porque es innegable la belleza paisajística de esta ascensión y los números, duros, sí, aunque alejados de esos parámetros extremos que hoy día hacen que, por delante suyo, se hayan estrenado, en Asturias, en la Vuelta, otras subidas como Ermita de Alba, Cuitunigru, Angliru y, parece ser, en esta ocasión, Praeres.

La historia de la Cubilla con la Vuelta es la historia de nunca acabar, de promesas incumplidas repetidamente, por las razones más absurdas que nadie haya podido escuchar, más teniendo en cuenta la multitud de llegadas que ha habido en la carrera, sobre todo, en los últimos años. Cuando tuve "hilo de comunicación" con la organización, en su día, por supuesto, comenté sobre este puerto que no tenía rampas, sí, pero que era largo, larguísimo. Hemos hecho llegar dossieres y trabajos, y llamadas, y preguntas para saber por qué NO.

Creo que ascendí la Cubilla en bicicleta por primera vez con 14 o 15 años, no recuerdo bien. Hoy sigo dando al pedal con 38 y me acerco y lo subo cuando puedo. Mi aporte ha sido hablar y publicar fotos y altimetrías y posibilidades de etapa en esta web, porque es lo único que tengo para ello (para aportar). En otras épocas, reportajes para revistas y "divagaciones" en distintas emisoras de radio. Me consta que muchos han hecho lo mismo, han insistido desde su mejor posición política o social o qué se yo, y el fruto ha sido el que ha sido. No quiero cargar las culpas, exclusivamente, contra la organización de la Vuelta, aunque tengo más que claro que, al igual que en otros muchísimos casos, si insisten con algo, van, sea como sea, y aunque las condiciones sean peores. La otra cuota de responsabilidad, de culpa, es del Gobierno del Principado, quien costea estas etapas. Supongo que desde su butaca tendrán sus preferencias y en ellas no está la Cubilla, un puerto que he tenido el gusto de mostrar a muchos cicloturistas de muchos rincones de España, un puerto del que hablan maravillas muchos cicloturistas de muchos rincones de Europa, cuando se alojan en los hoteles de Asturias. Seguramente se preguntan por qué no ha entrado en la Vuelta, por qué el mundo no ha podido verlo, paladearlo, por la televisión.

"Sí, hombre, algún día lo meteremos...". Y esa es la respuesta que oí por última vez hace ya no sé cuanto tiempo. Mi cara, como hoy, es de incredulidad. No soy un crío, no somos críos, para escuchar palabras como esas repetidamente. Si algún día os decidís a incluirlo no habléis como si nos hiciérais un favor, no, el favor os lo hacéis a vosotros mismos, porque es un puerto que engrandece una carrera, que le da un plus de calidad.

Atentamente, Marce Montero.

 

PD: Os dejo mis "aportes" en la web.

PUERTO DE LA CUBILLA

LA CUBILLA, EL GALIBIER ASTURIANO

13/01/2018 05:43. Autor: MONTERO79 #. REFLEXIONES

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris